Cómo rectificar una Declaración de la Renta ya presentada

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

¿Has presentado ya la Declaración de la Renta y justo te has dado cuenta de que tiene errores? ¡Qué no cunda el pánico! Es posible rectificar. En este post te explicamos cómo realizar la modificación necesaria en tu Declaración de Hacienda.

¿Cuándo debemos rectificar la Declaración de la Renta?

En España, rectificar la Declaración de la Renta equivale a corregir errores u omisiones en la Declaración de impuestos presentada previamente. Habitualmente, se utiliza cuando el contribuyente descubre que ha cometido algún fallo al informar sobre sus ingresos, deducciones, retenciones u otros aspectos relevantes. La rectificación puede ser necesaria por diferentes motivos. Estos son algunos de los más comunes:

  • Haber olvidado incluir algún ingreso
  • Haberse equivocado en la aplicación de las deducciones o beneficios fiscales correspondientes (habitualmente superiores a los que realmente se percibieron)
  • Tener errores en la cumplimentación de los datos personales
  • Declarar alguna renta exenta de tributación

En qué consiste la rectificación

Para realizar una rectificación, el contribuyente debe presentar una nueva Declaración de la Renta conocida como declaración rectificativa. Esta nueva declaración incluirá los datos corregidos y los datos ya presentados en la declaración original. Por otra parte, es importante tener en cuenta que la rectificación debe realizarse dentro del plazo establecido por la Agencia Tributaria, que suele ser de cuatro años a partir del fin del período de declaración.

La rectificación de la Declaración de la Renta es un procedimiento importante para asegurar la exactitud y corrección de la información presentada ante la Agencia Tributaria. Además, cabe subrayar que permite corregir errores y evitar posibles sanciones o problemas futuros.

¿Cómo rectificar una Declaración de la Renta ya presentada?

Si quieres rectificar una Declaración de la Renta ya presentada en España, debes seguir dos pasos:

  1. El modelo 100. Este es el formulario correspondiente para la declaración rectificativa en España. Puedes obtenerlo en la página web de la Agencia Tributaria o solicitarlo en sus oficinas. Para cumplimentarlo, debes recoger todos los datos. Es decir, los corregidos o actualizados y los correctos. Incluye los ingresos, deducciones, retenciones y cualquier otro detalle relevante que haya cambiado desde la declaración original. La declaración rectificativa no sustituye a la original, sino que la complementa.
  2. Una vez completado el formulario, puedes presentarlo de forma electrónica a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria. Necesitarás los datos habituales para presentarlo. Por ejemplo, el certificado digital o el sistema Cl@ve PIN. También puedes presentarlo de forma presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria.
  3. Una vez presentada la declaración rectificativa, la Agencia Tributaria revisará los cambios realizados y realizará las comprobaciones correspondientes. En caso de que la rectificación resulte en un mayor importe a pagar, el contribuyente deberá abonar la diferencia junto con los intereses correspondientes. Por otro lado, si la rectificación disminuye el importe a pagar o da lugar a una devolución adicional, el contribuyente recibirá el reembolso correspondiente.

Recuerda que existe un plazo para realizar la rectificación. Suele ser de cuatro años a partir del fin del período de declaración. No obstante, es recomendable llevar a cabo el proceso de rectificación lo antes posible para evitar posibles sanciones o problemas futuros.

Diferencia entre una rectificación de la Declaración y una Declaración complementaria

Si estás leyendo este artículo, es posible que también hayas oído algo sobre la existencia de una “declaración complementaria”. Se trata de un concepto que suele confundirse con el de rectificación de la Declaración de la Renta cuando, en realidad, son procesos distintos.

La diferencia principal es cuándo se presenta cada tipo de Declaración.

  • Declaración complementaria. Se presenta para corregir datos erróneos (o incompletos) o cuando no se declaró algo que afecta a ese ejercicio y siempre que el resultado de presentarla sea a pagar. En otras palabras, la declaración complementaria solo se realiza cuando el resultado de presentar esta versión complementaria es favorable para la Administración.
  • Rectificación de la Declaración. Como hemos visto, supone una corrección de datos. Sin embargo, en este caso se realiza cuando el resultado de modificar la Declaración es favorable para el contribuyente.

En este caso, el contribuyente debe solicitar la rectificación mediante un escrito a la Agencia Tributaria, tal como hemos explicado.

¿Tienes dudas sobre cómo rectificar la Declaración de la Renta que ya has presentado? Si es así, te recomendamos encarecidamente contar con el asesoramiento de una empresa especialista en asesoría fiscal. En Anta Consulting somos expertos en utilizar las herramientas proporcionadas por la propia Agencia Tributaria para evitar errores en la declaración original y, en caso necesario, llevar a cabo una rectificación adecuada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Posts relacionados

Deja un comentario

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.