Definición de contrato fijo discontinuo y su funcionamiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Has oído hablar del contrato fijo discontinuo? Se trata de un tipo de contrato laboral reformulado en el Real Decreto-ley 32/2021, de 28 de diciembre, que publicó el Gobierno de España sobre las medidas urgentes para la reforma laboral, la garantía de la estabilidad en el empleo y la transformación del mercado de trabajo. Esta nueva forma de contratación lleva en vigor desde el 30 de marzo de 2022 y podría resultar atractiva tanto para empresas como para trabajadores. En las siguientes líneas te explicamos al detalle en qué consiste y cómo funciona.

¿Qué es un contrato fijo discontinuo?

Veamos lo que es un contrato fijo discontinuo para que tú mismo valores si se adapta a las necesidades de contratación en tu negocio.

El contrato fijo discontinuo está regulado en el artículo 16 del Estatuto de los Trabajadores y es aquel contrato laboral indefinido que tiene la particularidad de que la actividad del trabajador se desarrolla de forma intermitente a lo largo del año. Es decir, hay una discontinuidad en el trabajo, en el que la jornada laboral puede ser parcial o completa.

¿Es lo mismo un ERTE que un contrato fijo discontinuo?

Hay personas que confunden un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con un contrato fijo discontinuo, ya que en ambos casos la actividad del trabajador cesa y se reanuda tras un periodo de tiempo determinado. Sin embargo, se trata de situaciones totalmente diferentes:

  • Un ERTE se produce por una situación excepcional dentro de la empresa que le obliga a prescindir del trabajador. Y, el empleado vuelve a su puesto de trabajo una vez que haya finalizado dicha situación excepcional.
  • En el caso de un contrato fijo discontinuo, hablamos de una actividad temporal de la empresa que se repite periódicamente. La empresa solo necesita al trabajador durante el periodo de actividad.

¿Cómo funciona el contrato fijo discontinuo?

Cuando un trabajador firma un contrato fijo discontinuo comienza a formar parte de la plantilla de la empresa como cualquier otro trabajador, aunque desarrolle sus labores por temporadas. Veamos más al detalle cómo funciona un contrato fijo discontinuo en cada periodo del mismo:

Funcionamiento del contrato durante el periodo de actividad

En este plazo de tiempo el trabajador desempeña el trabajo y cobra el salario correspondiente. Y, la empresa cotiza a la Seguridad Social como por el resto de trabajadores. Por otra parte, cuando termina este periodo, la empresa paga al trabajador un finiquito donde se liquidan todas las deudas pendientes. Sin embargo, el contrato continúa.

Funcionamiento del contrato finalizada la actividad

Una vez que termina el periodo de actividad laboral el trabajador no trabaja ni cobra el salario de la empresa. Y, durante este tiempo, el trabajador tiene derecho a cobrar el paro si cumple con las condiciones necesarias. En este periodo de tiempo el trabajador no cotiza a la Seguridad Social.

Cuando este periodo finaliza, la empresa está obligada a llamar de nuevo al trabajador para cubrir la siguiente temporada o periodo de actividad. Así, se reactiva el periodo de actividad mediante un acto conocido como “llamamiento”.

¿En qué consiste el llamamiento de un contrato fijo discontinuo?

Este es un punto importante a tratar en todas las asesorías a empresas. El llamamiento es uno de los procesos más importantes durante el vigor del contrato fijo discontinuo. Se trata del aviso que el empresario da al trabajador para que se reincorpore al puesto de trabajo cuando comienza su actividad. Y, si tienes varios empleados con este tipo de contrato, el llamamiento se realiza en el orden y la forma en que figure en los respectivos convenios colectivos.

¡Ojo! Si eres el empresario y no realizas el llamamiento, se entiende que estás despidiendo al trabajador en cuestión. En este caso, el empleado podría reclamarte judicialmente.

¿Y si el trabajador no acude al llamamiento?

En cuanto a la desobediencia del llamamiento por parte del trabajador, no hay nada regulado en el Estatuto de los Trabajadores. Por tanto, hay que basarnos en lo que figure en el convenio colectivo correspondiente.

Para los Tribunales de Justicia, que un empleado no acuda al llamamiento, no implica necesariamente que tenga voluntad de extinguir el contrato. Si hay una causa de fuerza mayor que le hace imposible retomar el puesto de trabajo, no hay dimisión del trabajador.

¿Qué empresas necesitan este tipo de contrato?

Las empresas que tienen empleados a través de contratos fijos discontinuos no necesitan trabajadores continuamente, sino para una temporada concreta. Por ejemplo, vienen de perlas para empresas que necesitan trabajadores para recoger una cosecha o en el caso de piscinas que necesitan un socorrista exclusivamente para el verano.

¿Crees que podría encajar el contrato fijo discontinuo en tu empresa? Si tienes una actividad periódica y temporal podría ser beneficioso para ti, ya que es una forma de contar siempre con el mismo trabajador que conoce la empresa y el trabajo a desempeñar. Gracias el contrato fijo discontinuo podrías ahorrar en recursos para formar a un nuevo trabajador en cada temporada.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Posts relacionados

Deja un comentario

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.