¿Quién debe presentar el modelo 115?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Si tienes un negocio y desarrollas tu actividad en un local alquilado, es muy probable que tengas que presentar el modelo 115. ¿Lo haces?, ¿realmente estás obligado?, ¿en qué consiste? Respondemos a estas y otras cuestiones que giran entorno al modelo 115 en las siguientes líneas.

¿Qué es el modelo 115?

Se trata de un formulario oficial mediante el que empresas y autónomos declaran y liquidan a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) o Hacienda las retenciones del IRPF que han practicado en el pago de alquiler por inmuebles urbanos durante un trimestre.

Explicado de otro modo, si operas tu negocio desde un espacio alquilado, como una oficina, un taller, un local o una nave, debes informar a Hacienda sobre las retenciones practicadas en los pagos de la renta.

Vamos a verlo con un ejemplo: supongamos que alquilas un lugar por 1.200 euros al mes. En la factura, debes retener el 19%, es decir, 228 euros. Este monto no se paga al arrendador directamente, sino que se ingresa en su nombre en Hacienda a través del modelo 115. Este formulario detalla cuánto dejaste de pagar al arrendador como anticipo del IRPF (si es una persona física) o del Impuesto sobre Sociedades (si es una persona jurídica), y debes hacer este ingreso trimestralmente.

>> También te puede interesar: Qué puede desgravar un autónomo

¿Quién está obligado a presentar el modelo 115 en Hacienda?

La obligación de presentar el modelo 115 recae sobre autónomos y pequeñas empresas que alquilan un inmueble urbano para su actividad económica, excluyendo los rústicos. Hay exenciones importantes.

  • No es necesario completar el modelo 115 en casos de alquiler de viviendas para empleados.
  • Cuando el alquiler anual no supere los 900 euros. En este caso, el propietario del inmueble no está obligado a incluir en la factura o recibo ese 19% de la cuota de IRPF, por lo que el arrendatario tampoco tiene que presentar el modelo 115.
  • Si el arrendatario tributa en ciertos epígrafes específicos del grupo 861, como pintores, estilistas, diseñadores de moda o ilustradores profesionales.
  • En contratos de arrendamiento financiero exclusivo para bienes inmuebles (leasing financiero). Es decir, un alquiler que tenga como objetivo la cesión del uso del local a cambio de pagar las cuotas periódicamente.
  • Cuando las rentas provienen de entidades totalmente exentas según el artículo 9.1 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

¿Cómo y cuándo se presenta el modelo 115?

Tal como adelantábamos, el modelo 115 se presenta cada 3 meses en Hacienda, a menos que seas una gran empresa. Si es tu caso, deberás realizar este trámite cada mes. Veamos los caminos que tienes para presentarlo:

  • Vía telemática: contando con certificado digital.
  • Vía presencial: a través de cualquier entidad bancaria colaboradora con la declaración para efectuar el ingreso correspondiente.

El plazo siempre tiene lugar entre los primeros 20 días naturales tras la finalización del trimestre. Es decir, del 1 al 20 de los meses de abril, julio, octubre y enero del año siguiente.

>> ¿Necesitas asesoría profesional para autónomos? Podemos ayudarte

¡No te olvides del modelo 180!

Hay un modelo complementario cuando acaba el ejercicio, coincidiendo con la declaración del cuarto trimestre. En este momento, también hay que presentar el modelo 180, un resumen anual de las retenciones declaradas cada trimestre, donde, además, tendrás que incluir la identidad de los perceptores y las referencias catastrales de los inmuebles arrendados.

¡Recuerda! El modelo 180 está vinculado al 115, pero solo tendrás que presentarlo entre el 1 y el 20 de enero del año posterior.

¿Qué pasa si presento el modelo 115 fuera de plazo?

¡Ojo! Si presentas el modelo 115 fuera de plazo podría salirte caro. En caso de tratarse de un descuido y tú seas quien se de cuenta, tendrías que abonar un recargo extra pero si es Hacienda quien te avisa de que no has presentado el modelo 115 te impondría una sanción. Veamos de qué cantidades hablamos en cada caso.

Recargos por presentar tarde el modelo 115

Si te percatas del error ante que Hacienda, es conveniente presentarlo cuanto antes. Así, el importe que tendrás que sumar sería el siguiente, dependiendo de la envergadura del retraso:

  • En menos de tres meses: recargo del 5 %
  • Entre tres y seis meses: recargo del 10 %
  • Entre seis y doce meses: recargo del 15 %
  • En más de doce meses: recargo del 20 %

Sanciones por no presentar el modelo 115

Si por el contrario, es la AEAT quien te envía un requerimiento, te enfrentas a las sanciones que te indicamos a continuación:

  • Infracción leve: sanción del 50 % más respecto a lo que no has ingresado a Hacienda.
  • Infracción grave: sanción del 100 % más respecto a lo que no has ingresado a Hacienda.
  • Infracción muy grave: sanción del 150 % más respecto a lo que no has ingresado a Hacienda.

¿Todavía tienes dudas sobre si debes presentar o no el modelo 115 en Hacienda? ¡En Anta Consulting las solucionamos y nos encargamos del trámite de principio a fin!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Posts relacionados

Deja un comentario

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.