Cómo tributa el traspaso de negocio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Tu aventura empresarial ha terminado pero crees que tu negocio podría ser interesante para otros? En ese caso, te podrías beneficiar de un traspaso de negocio, una operación en la que se ceden tanto bienes tangibles como intangibles. Así, por un lado, cambian de propiedad mobiliario, materia prima, productos elaborados, etc. y, por otro, una cartera de clientes, la marca, espacios digitales, reputación online, etc. Entonces, cabe preguntarnos: ¿qué impuestos están involucrados en un traspaso de negocio? A continuación te lo explicamos todo sobre la fiscalidad de esta operación tan particular.

Fiscalidad en el traspaso de un negocio: Todo lo que necesitas saber

El tratamiento fiscal del traspaso de un negocio depende de numerosas circunstancias. Así que, antes de meternos en harina, conviene tener claro lo que es un traspaso de negocio y conocer algunos supuestos de interés a la hora de tributar por el traspaso de un negocio.

¿Qué es el traspaso de un negocio?

El traspaso de un negocio es una cesión del alquiler de un local donde se ejerce una actividad empresarial o profesional y, junto a él también pueden cambiar de titular una serie de bienes tangibles o intangibles, tal como hemos visto en la introducción. Esta transacción está regulada por el artículo 32 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, donde se permite ceder el contrato de arrendamiento sin necesidad de contar con el consentimiento del propietario del local.

Supuestos de interés fiscal en el traspaso de un negocio

Veamos algunos supuesto particulares que tienen especial interés fiscal cuando se produce el traspaso de un negocio. Es preciso que los tengamos en cuenta para relacionarlos con los impuestos correspondientes en cada caso, pero si necesita ayuda puede contar con nuestra asesoría jurídica para empresas. No obstante, los explicaremos en el siguiente apartado.

  • Compra de la sociedad titular: Si el local estuviera arrendado por una sociedad, la parte que adquiere el negocio, tiene la opción de comprar también la sociedad titular de dicho negocio. Esta compra se suele realizar para evitar un incremento de la renta de un 20% a la que tiene derecho el propietario del local.
  • Traspaso de propietario: El traspaso de un negocio puede venir por parte del propietario del local, quien puede cederlo todo excepto el mismo local donde se desarrolla la actividad y empezar a cobrar una renta al nuevo titular del negocio. En ocasiones el propietario puede traspasar solo una parte del negocio y la otra parte el inquilino.
  • Venta de bienes por separado: Cuando se produce el traspaso de un negocio, algunos bienes pueden venderse por separado, lo que implicará un tratamiento fiscal diferente.

Impuestos por traspaso de negocio

La fiscalidad en el traspaso de un negocio puede estar sujeta a una serie de impuestos, según las circunstancias en que se produzca la operación. ¡Toma nota!

  • IVA: Generalmente, el traspaso de un negocio no está sujeto al IVA. Así que, el arrendatario que cede el negocio deberá emitir una factura sin IVA por el importe del traspaso al nuevo inquilino, siempre que se transfiera el negocio en su totalidad. Ahora bien, el IVA es un impuesto presente en el traspaso de un negocio en los siguientes supuestos:
    • Si el propietario del local recibe una parte del traspaso, éste deberá emitir una factura con el 21% de IVA al inquilino que deja el local. Ésta deberá incluir también las retenciones que correspondan.
    • Cuando los bienes del traspaso se venden por separado, también están sujetos a IVA, excepto lo inmuebles.
  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP): La gran mayoría de las ocasiones, el traspaso de un negocio no está sujeto al ITP a excepción de los vehículos e inmuebles cuando se venden por separado.
  • IRPF: En lo que se refiere el IRPF, deberemos tener en cuenta los siguientes supuestos:
    • La renta recibida en el traspaso no tributa en el IRPF como rendimiento del negocio o ventas, sino como ganancia patrimonial, un impuesto que se calcula deduciendo del importe del traspaso el valor neto de los bienes y derechos entregados. El tipo que se aplica en la base imponible del ahorro es el siguiente, dependiendo del importe en cuestión:
      • 19% hasta 6.000 euros
      • 21% de 6.000 euros a 50.000 euros
      • 23% más de 50.000 euros
    • Si el inquilino es una sociedad, deberá tributar esta ganancia en el Impuesto de Sociedades.
    • Cuando el propietario recibe una parte del traspaso, deberá consignarlo como rendimiento del capital inmobiliario en la declaración del IRPF, pudiéndose realizar una deducción del 30%.

Ahora ya conoces todo lo necesario sobre la fiscalidad en el traspaso de un negocio. Es importante que tengas en cuenta esta información y que hagas números antes de llevar a cabo la operación. Además, si vas a ser el nuevo titular del negocio, debes tener en cuenta que además de los bienes y derechos, es posible que adquieras obligaciones de pago pendientes, un aspecto que también debes tener en consideración para saber si se trata de una operación rentable.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.