Por qué necesitas un servicio de planificación fiscal

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La planificación fiscal siempre es importante y más todavía para empresas y autónomos. Por pequeño que sea tu negocio, si cuentas con un buen servicio de planificación fiscal, te aportará grandes beneficios. En este post te explicamos en qué consiste y respondemos a las cuestiones más interesantes sobre el tema. ¡Toma nota!

¿Qué es la planificación fiscal?

La planificación fiscal es un conjunto de tareas que tienen por objetivo reducir todo lo posible la cantidad que nos corresponde abonar en Hacienda, bien sea derivada de un negocio o de contratos firmados. Estas tareas se realizan confirme a unas directrices marcadas previamente y pueden ser de carácter financiero, contable, mercantil o tributario, entre otros.

Optimizando resultados. ¿Qué es la planificación fiscal agresiva?

En ocasiones y dependiendo de las características de nuestro negocio, podemos optimizar los resultados al máximo con una planificación fiscal agresiva. Ésta consiste en fijarnos en vacíos legales, aspectos técnicos de un sistema fiscal o bien en las discordancias que hay entre sistemas fiscales y así elaborar estrategias que nos puedan beneficiar.

Una de las formas más frecuentes es la planificación fiscal internacional, que consiste en basarnos en una serie de aspectos concretos para reducir todo lo posible la carga fiscal:

  • Tributación de no residentes.
  • Características de las inversiones en diferentes países
  • Convenios de doble tributación.

Así, podemos descubrir aquellos aspectos fiscales que nos puedan resultar más interesantes en un determinado país, así como conocer cuáles son los mercados que encajan mejor con nuestra actividad.

¿Qué es la planificación fiscal internacional? En realidad, se trata de un estudio profundo de la fiscalidad en diferentes países que incluya tanto su normativa interna tanto la relacionada con el derecho tributario europeo y convenios o tratados internacionales que nos puedan ser de ayuda.

La importancia de la planificación fiscal de una empresa 

Cuando somos dueños de un negocio, habitualmente estamos inmersos en las funciones propias de nuestra actividad, alejados de todo lo que tiene que ver con la planificación fiscal de una empresa. En cambio, debemos tener en cuenta que prestar atención a nuestras obligaciones fiscales y al control de gastos también es importante en la persecución de un beneficio máximo.

Por otra parte, debemos recordar que la realización de una buena planificación fiscal no solo requiere tiempo sino también valernos de los conocimientos y las herramientas adecuadas.

En conclusión, si eres un autónomo o socio en una empresa, lo ideal es que cuentes con un servicio de planificación fiscal que se encargue de la labor correspondiente. Está demostrado que las empresas que cuentan con un plan fiscal, pagan menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

¿Qué es el control de gastos de una empresa?

El control de gastos en una empresa es una de las labores más importantes de la planificación fiscal. Por ejemplo, gracias a ello podemos calcular el importe del Impuesto del Valor Añadido (IVA) que le corresponde a nuestros gastos, una tarea fundamental de cara al cierre de la declaración trimestral de impuestos.

Este control de gastos consiste en una anotación exhaustiva de cada uno de los desembolsos que requiera nuestro negocio. A continuación detallamos algunos de los más frecuentes:

  • Materia prima
  • Distribuidores
  • Alquiler de un local
  • Electricidad
  • Agua
  • Sistema de alarma
  • Salarios
  • Impuestos
  • Cuota mensual de la Seguridad Social

Cómo llevar un control de gastos e ingresos en Excel

Si cuentas con un servicio de planificación fiscal en tu empresa, los profesionales correspondientes serán los que se encarguen de llegar el control de los gastos de tu negocio. No obstante, tú también puedes participar en el mismo. Lo ideal es que te hagas una tabla de Excel donde anotes de la manera más detallada posible cada gasto y cada ingreso que tengas. ¡Presta atención a los pasos para realizarla!

  1. Elabora dos columnas, una para los gastos y otra para los ingresos.
  2. Destina una casilla para introducir el resultado de la suma de los gastos y otra para los ingresos totales.
  3. Por último, debes reservar una más para un valor que refleje: Ingresos-Gastos.

Puedes valerte de multitud de tutoriales en internet para el uso correcto de una hoja de cálculo. Es necesario conocer funciones básicas como la elaboración de tablas y la realización de operaciones sencillas para llevar un control de gastos e ingresos en Excel.

Es aconsejable que lleves un control de gastos mensual, trimestral y anual, aunque puedes establecer tu propia periodicidad. Así podrás comprobar la evolución de tus beneficios, detectar periodos de más actividad, revisar cómo te afectan los cambios del entorno, etc.

Como puedes comprobar, la planificación fiscal es clave en tu negocio y lo mejor para ti es que cuentes con profesionales que se encarguen de esta labor tan específica. A la larga, los beneficios se elevan, debido a una reducción considerable de uno de los gastos más importantes para las empresas: la carga fiscal.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Posts relacionados

Deja un comentario

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.