¿Qué es la moratoria de una hipoteca?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Si tienes un hipoteca que no puedes pagar, en este post puedes encontrar la solución que buscas. Se trata de la moratoria de hipotecas, que consiste en la posibilidad de aplazar los pagos de la hipoteca durante el periodo de tiempo que acuerdes con el banco. Interesante, ¿verdad? A continuación te explicamos cómo solicitar la moratoria de una hipoteca paso a paso. ¡Toma nota!

¿Cómo solicitar la moratoria de una hipoteca?

El proceso para solicitar la moratoria de una deuda hipotecaria es sencillo, sin embargo, las consecuencias son muy importantes. Gracias a esta concesión, puedes recuperarte económicamente y continuar con los pagos más adelante. Estos son los pasos que debes seguir:

  1. En primer lugar, debes presentar la solicitud de la moratoria al acreedor, que normalmente suele ser una entidad bancaria. Cuando vayas a negociar la moratoria de tu hipoteca, la solicitud debe ir acompañada del resto de documentación que te indicamos más adelante.
  2. Posteriormente, el acreedor deberá implementar la moratoria dentro de los siguientes 15 días e informar al Banco de España de su duración.
  3. A partir de aquí, estas son las implicaciones de la moratoria:
    1. La deuda hipotecaria queda suspendida durante le periodo de tiempo estipulado.
    2. La cláusula de vencimiento anticipado que figure en el contrato del préstamo hipotecario no podrá aplicarse mientras dure la moratoria.
    3. Durante el plazo de la moratoria, el acreedor no podrá exigir el pago de la cuota de la hipoteca ni de ninguno de los conceptos que la integran. Hablamos del capital y de los intereses, tanto del total como de porcentajes. Igualmente, tampoco se devengarán intereses.
    4. La entidad acreedora tiene prohibido aplicar intereses moratorios el tiempo de duración de la moratoria. Es decir, no le está permitido aumentar la deuda con nuevos recargos o intereses.

Ahora que ya sabes cómo solicitar la moratoria de una hipoteca y cuáles son las consecuencias, veamos qué requisitos hay y la documentación que tienes que presentar.

Requisitos de moratoria para hipoteca

Hay muchas personas que piensan que la moratoria de una hipoteca es aplicable solo para la vivienda habitual, pero lo cierto es que también te la pueden conceder para cualquier vivienda con hipoteca, independientemente de si la tienes alquilada o no. Además, puedes conseguir la moratoria de tu deuda hipotecaria para tu oficina o local si eres autónomo o en caso de ser avalista o fiador de una persona con deuda hipotecaria. Los requisitos para solicitar la moratoria son los mismos en todos los supuestos que hemos indicado:

  1. La cuota de la hipoteca más los gastos y costes de los suministros básicos debe ser igual o superior al 35% de los ingresos netos de la unidad familiar.
  2. Los gastos y los costes de los suministros básicos incluyen electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, teléfono fijo y móvil, así como la aportación a la comunidad de vecinos.
  3. La unidad familiar debe haber experimentado una “alteración sustancial de sus circunstancias económicas en términos de esfuerzo de acceso a la vivienda”. Esta condición, traducida en números significa que el esfuerzo que le suponen las cuotas hipotecarias te tiene que haber multiplicado al menos por 1,3.

Los requisitos de moratoria pueden ser más, dependiendo de los criterios establecidos por la Comunidad Autónoma en cuestión. Por eso es importante contar con un asesor fiscal que no permita ningún error en tu documentación.

Documentación necesaria para pedir la moratoria

Tal como hemos indicado, deberás aportar una serie de documentación para la moratoria en el momento de la solicitud:

  1. Si estás desempleado: certificado expedido por la entidad gestora de prestaciones donde debe aparecer la cantidad que recibes al mes.
  2. Si eres autónomo: certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, sobre la base de declaración del cese de actividad.
  3. Libro de familia o documento que acredite que vives con tu pareja de hecho si procede.
  4. Certificado de empadronamiento de las personas que habitan en la vivienda en el momento de presentar la solicitud y durante los seis meses precedentes.
  5. Declaración de discapacidad, dependencia o incapacidad laboral permanente para el desarrollo de un actividad laboral, si la hubiera.
  6. Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de cada miembro de la unidad familiar.
  7. Escrituras de compra-venta del inmueble y de concesión del préstamo hipotecario.
  8. Declaración responsable relativa al cumplimiento de los requisitos que se exigen.
  9. Contrato de arrendamiento si se trata de una vivienda en alquiler sobre la que se ha dejado de percibir la renta.

¿Cumples con los requisitos para solicitar una moratoria? Si crees que un tiempo sin pagar la hipoteca te puede dar el respiro económico que necesitas, no dudes en pedirla. ¡Estás en tu derecho! Y, si tienes cualquier duda, consulta con Anta Consulting y empieza el proceso con total tranquilidad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Posts relacionados

Deja un comentario

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.