Cómo conseguir el certificado de residencia fiscal

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Si necesitas el certificado de residencia fiscal, en las siguientes líneas te explicamos cómo solicitarlo paso a paso. Y, si no tienes claro lo que es, puedes detenerte en la breve descripción que realizamos antes de entrar en el proceso. Además, hablaremos con detalle sobre su utilidad en España.

¿Qué es el certificado de residencia fiscal en España?

El certificado de residencia fiscal es un documento emitido por las administraciones tributarias de cada país. En España, se encarga la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), conocida comúnmente como Hacienda. La principal función de este documento es acreditar la residencia fiscal de un contribuyente y tributar según le afecte la normativa fiscal. Sin embargo, su utilidad es algo más compleja y de ella trataremos más adelante.

Tipos de certificado de residencia fiscal

Cuando vayas a solicitarlo, debes tener en cuenta que puede ser de tres tipos:

  1. Acredita tu residencia en España. Generalmente, tiene una validez de un año desde que se aprueba, pero puede ser ilimitada si el contribuyente es una administración local, un Estado extranjero o alguna subdivisión.
  2. Certificado de residencia fiscal España-Convenio. Acredita tu residencia en España frente a los posibles convenios de doble imposición.
  3. Certificado de no residentes en España. Acredita tu situación fiscal si eres extranjero.

Pasos para la solicitud del certificado de residencia fiscal

Realizar la solicitud del certificado de residencia fiscal es un proceso sencillo por cualquiera de estas tres vías:

  1. Vía telemática: Accediendo a la sede electrónica de la Agencia Tributaria. En este caso necesitarás un certificado digital o cuenta de Cl@ve.
  2. Vía presencial: Acudiendo a la Delegación de la Agencia Tributaria. Si prefieres solicitar tu certificado en persona, deberás reservar cita previa.
  3. Una vez que hayas realizado la solicitud, el órgano competente de la AEAT está obligado a expedir el documento en un plazo de 20 días, salvo que en la normativa reguladora del certificado tributario figure un plazo diferente.

Y, antes de que cumpla el plazo oportuno, te llegará el certificado al domicilio que hayas notificado en tu solicitud si ha sido por vía presencial o bien a la dirección de correo electrónico que hayas facilitado. En su defecto, puede llegarte al domicilio que haya indicado para notificaciones en los modelos 030, 036 o 037 o bien al propio domicilio fiscal.

Si has realizado la solicitud por internet con firma electrónica o Cl@ve PIN, el documento se obtiene directamente a través de la sede electrónica de la AEAT.

Documentación para pedir el certificado de residencia fiscal

Independientemente de la vía que elijas para realizar la solicitud del certificado de residencia, deberás aportar los siguientes documentos:

  • Datos básicos de la persona que realiza la solicitud o bien de su representante si procede:
    • Nombre y apellidos
    • NIF
    • Razón social
    • Lugar de domicilio
  • Documentación que demuestre que tienes residencia fiscal en España.
  • Texto donde se exponen las causas de solicitud del certificado de residencia fiscal.
  • Fecha y firma del solicitante o representante.

¿Para qué sirve el certificado de residencia fiscal?

Dentro de la asesoría fiscal, es importante que sepas para qué debes tener ese certificado. Sirve para acreditar la residencia fiscal del contribuyente y tributar según le corresponda. Sin embargo, es importante tener en cuenta una serie de consideraciones respecto a la utilidad de este documento:

  • Es diferente al permiso de residencia de un país. Por tanto, el primero es imprescindible para determinar dónde debe tributar el contribuyente.
  • Es obligatorio cuando se reciben percepciones, en forma de renta, que proceden de negocios de algún país con el que España tiene un Convenio establecido. Así, se declaran legalmente los ingresos que el contribuyente haya podido recibir del extranjero. Gracias a este documento, se cumplen estos objetivos:
    • Evitar el fraude fiscales.
    • Evitar la doble imposición, es decir, pagar dos veces por el mismo hecho imponible.
    • El certificado de residencia fiscal es esencial para todos los trabajadores que realicen su actividad en otros países. Igualmente, deberán acreditar su situación fiscal para evitar tanto el fraude como la doble imposición.

Validez del certificado

Y, una vez que nos han aprobado el documento, ¿para cuánto tiempo es válido? Bien, generalmente, un certificado de residencia fiscal tiene un año de duración desde la fecha de expedición, salvo en las siguientes excepciones:

  • Cuando haya cambios de las circunstancias determinantes de su contenido.
  • Cuando se refiera a obligaciones no periódicas, en cuyo caso el documento tendrá una validez de tres meses.

Como ves, el certificado de residencia fiscal, es un documento fundamental a la hora de cumplir con tus obligaciones al tributar en España. Afortunadamente, puedes solicitarlo con facilidad y contar con su aprobación en un periodo de tiempo aceptable.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Posts relacionados

Deja un comentario

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.