Consejos para iniciar un negocio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Emprender es un camino tan arriesgado como apasionante si no sigues nuestros consejos para iniciar un negocio. Aunque la dificultad no está en crear una Pyme sino en conseguir que vuestro negocio sea rentable y obtenga los suficientes beneficios como para mantenerse en el tiempo.

En Anta Consulting apoyamos el autoempleo y estamos plenamente convencidos de que hacerse emprendedor es una de las mejores formas de superar las crisis y abrirse camino. No obstante, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones para no quedarse en el intento, como los requisitos para crear una empresa. Aquí tenéis algunos consejos esenciales que os pueden resultar prácticos antes de crear vuestra empresa.

Consejos para abrir un negocio

Partir de una buena idea

Todo proyecto de empresa se desarrolla en torno a una idea, que surge como consecuencia de la detección de una oportunidad de negocio. Son muchos los factores que pueden llevar a una persona a inclinarse por un negocio concreto, como la experiencia, posibles socios o recursos económicos. Sin embargo, lo más importante será estudiar bien el mercado, detectar un nicho de negocio y satisfacer una necesidad que ya está siendo demandada.

Innovar o morir

La innovación es un ingrediente fundamental, tanto en la idea original de negocio como en el desarrollo del mismo. La innovación nos permitirá diferenciarnos de la competencia y ser más competitivos optimizando mejor nuestros recursos, que posiblemente sean limitados.

Vocación de empresario

Es un error pensar que únicamente montas tu empresa para ganar dinero. Obviamente el objetivo es vender, pero no puedes ni debes obsesionarte. Hay que tener proyección de futuro y ser consciente de que montar una empresa y lograr que sea rentable es una carrera de fondo. Al comienzo, habrá que ser prudente y mantener la motivación. No hay que tirar la toalla a las primeras de cambio.

El momento es importante

Planifica y decide la creación de tu empresa con antelación. No pienses en las subvenciones como base de tu empresa cuando quieras empezar un negocio. También es importante que te informes de los trámites necesarios para montar una empresa para que no te ralenticen en el proceso.

Los pies en el suelo

Hay que saber en todo momento de dónde venimos y hacia dónde queremos ir. Es fundamental aplicar dosis de realismo para hacer un análisis frío de la realidad, especialmente a la hora de hacer un buen balance de gastos e ingresos y llevar a cabo un buena asesoría fiscal pymes y contable. Será importante salir a la calle, hablar con clientes potenciales y con gente de tu sector. Y, si es necesario, rehacer tu idea inicial. Mejor dar un paso atrás para, posteriormente, avanzar dos hacia el frente. Recuerda: Tu plan de negocio debe ser realista y tus objetivos, adecuados a tus posibilidades.

No renuncies a las ayudas

A nadie le amarga un dulce. Por ello, aunque te lleve tiempo o trabajo, moléstate en informarte y solicitar las subvenciones, exenciones o bonificaciones a las que pueda acogerse tu Pyme. Ahora bien, nuestro consejo es que no confíes en ayudas a la hora de establecer tu plan de ingresos, porque no se sabe si disfrutarás de ellas ni cuándo podrás hacerlo. Eso sí: Por pedir, que no sea. Estás en tu derecho.

Negocios baratos para montar en Madrid

Los negocios más baratos que podemos iniciar en Madrid son los de las llamadas actividades inocuas. Estas actividades son aquellas que no tienen riesgos para la población o las edificaciones donde se asienten y sus tasas son muy inferiores a los de las actividades calificadas.

Negocios de actividades inocuas

Se trata de negocios que no ponen en peligro la salubridad, la seguridad o las condiciones medioambientales de la ciudad y sus ciudadanos. Algunos ejemplos de actividades inocuas son las agencias inmobiliarias, las peluquerías, el pequeño comercio o las academias de enseñanza.

Negocios de actividades cualificadas

Por su parte, las actividades cualificadas son aquellas que pueden suponer molestias o considerarse insalubres o nocivas. Por ello, se requieren medidas adicionales que aumentan los costes y que garantizarán que su impacto es mínimo. Algunos ejemplos de actividades cualificadas son los talleres mecánicos, las clínicas médicas, los bares, las discotecas, las fábricas y cualquier actividad industrial en general.

Ante un proceso tan complejo como iniciar un negocio, contar con una asesoría especializada puede venirnos muy bien. Consulta con nosotros para conseguir la ayuda para crear una empresa que necesitas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Posts relacionados

Deja un comentario

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.