Menu
Cómo Superar El Síndrome Posvacacional

La vuelta al trabajo tras las vacaciones es uno de los momentos más duros para muchos trabajadores, empresarios y autónomos. Reincorporarse a la oficina resulta en ocasiones traumático para una parte significativa de los españoles.

Se calcula que en torno al 30% de los trabajadores está sufriendo o sufrirá los efectos del llamado síndrome posvacacional, entendido como la sensación de falta de energía, de motivación, de concentración o de nerviosismo, que puede derivar en un sentimiento de tristeza y de trastorno del sueño. Y una parte del 70% restante padecerá un cuadro de fatiga.

Cómo evitar los síntomas del síndrome posvacacional

Mantener la calma a la hora de afrontar la vuelta al trabajo y hacerlo de forma progresiva son los principales consejos que ofrecen los médicos, que calculan en una o dos semanas este posible shock al que nos enfrentamos tras varias semanas de desconexión laboral.

La recomendación más repetida por los especialistas es tratar de reducir en la medida de lo posible el contraste entre el descanso absoluto y el trabajo. Adelantar el despertador unos días antes, evitar asumir grandes cargas en la jornada durante los primeros días o realizar actividades saludables, como el deporte, pueden ayudar a minimizar los efectos de retomar las rutinas relacionadas con la vida laboral. Dividir el periodo vacacional en más de un paquete también puede ayudar a que el regreso a la rutina sea menos agresivo.

Entorno de trabajo positivo

El ambiente en el que se desempeñan las actividades laborales es también determinante. Volver a la oficina o al taller y hacerlo en un entorno laboral positivo facilita mucho la adaptación. En cambio, nos resultará mucho más difícil si hemos de enfrentarnos a un entorno negativo donde las tareas repetitivas, las discusiones con los compañeros o la existencia de jefes poco motivadores suelen provocar una mayor sensación de desánimo a la vuelta de vacaciones.

Tener que regresar a un entorno hostil aumenta las posibilidades de padecer algún tipo de trastorno. Por lo que tomar todas estas precauciones no solo le interesa a los trabajadores, sino a las propias empresas y al propio sistema sanitario.

La importancia de desconectar durante el descanso

Desconectar durante las vacaciones es una acción fundamental para lograr un equilibrio entre la esfera profesional y personal, así como para retomar la actividad laboral con motivación.

Lo es también, y casi de una manera especial, para quienes ocupan cargos de responsabilidad, puede ser más complicado de lo que parece. González recomienda seguir una serie de pautas para que el parón vacacional recargue efectivamente las pilas:

  • Lo primero es irse de la oficina sin tareas de trabajo pendientes.
  • Tambiénhay que apagar o poner en silencio el móvil. Y si eso no es posible, conviene limitar su consulta a una franja horaria determinada.
  • Finalmente, es aconsejable mantenerse ocupado… con actividades recreativas o turísticas.

La comunidad médica recuerda que uno de cada cinco trabajadores padecerá a lo largo de su vida algún tipo de trastorno relacionado con su labor. Y no tiene por qué ser a la vuelta del verano. Cambios de humor repentinos, irritabilidad, aumento del consumo de alcohol, ansiedad o depresiones pueden ser los primeros síntomas. Por tanto, no estamos ante un tema menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.