Menu
Bitcoins Y Los Autónomos

El auge del valor del bitcoin coincidió con los años más duros de la crisis. Eso llevó a muchas personas en nuestro país, uno de los más castigados de toda Europa, en aprender a minar bitcoin como autónomos.

El minado de bitcoins para autónomos permitía alcanzar una rentabilidad suficiente, siempre y cuando tuvieras un buen equipo informático, en el que muchas personas decidían invertir.

En la actualidad, la situación ha cambiado ya que las criptomonedas no tienen la misma rentabilidad, al ser mucho más costosas de conseguir. La razón se encuentra en las llamadas granjas de bitcoin y otras criptomonedas, situadas en China, India y otros países del Lejano Oriente, donde se invierte en grandes instalaciones informáticas contra las que es muy difícil competir con un simple ordenador, por muy bueno que sea. Las granjas también han llegado a Europa. En Islandia ya se destina más electricidad a obtener bitcoins que al consumo propio.

Aun así, todavía hay quien consigue algún bitcoin como autónomo en nuestro país, lo que ha llevado a la Agencia Tributaria a regular la situación. También para mantener a raya a aquellos que no se dedican al minado de bitcoins como autónomos, sino que, directamente, realizan operaciones de compra venta de criptomonedas, más rentable actualmente que el propio minado. Aunque estas operaciones, declaradas, son perfectamente legales, corren el riesgo de ser utilizadas para el blanqueo de capitales.

¿Cómo se consiguen los bitcoins?

Existen dos maneras de conseguir bitcoins. La primera es el minado de bitcoin. Para entender cómo funciona este trabajo, debemos tener en cuenta que la cantidad de bitcoin es limitada. Para conseguir los bloques de bitcoins hay que hacer unas complejas operaciones matemáticas por ordenador, razón por la que se necesita procesadores potentes. En la actualidad, ya se han minado más del 80% de los bitcoins existentes. Solo quedan 2,4 millones de bitcoins por minar.

Aun así, teniendo en cuenta que a principios de junio de 2018 la cotización del bitcoin se mantenía por encima de los 6.500€, estamos hablando aproximadamente de más de 15 mil millones de euros esperando a ser encontrados, siempre que el cambio se mantuviera estable.

Para dedicarnos a la minería de bitcoin debemos darnos de alta como autónomos y en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Para ello, debemos seleccionar el epígrafe de Otros servicios financieros N.C.O.P. de la sección 831.9 y declarar todo lo que ganemos, es decir nuestro incremento patrimonial, cuando lo convirtamos a euros. Si nos dedicamos al minado de bitcoins como autónomos debemos pagar nuestro IRPF correspondiente.

Al final, para Hacienda será exactamente lo mismo que si nos dedicamos a otra actividad financiera.

Ethereum, el nuevo bitcoin

Como cada vez hay menos bitcoins, hay una nueva criptomoneda que cada vez más personas se están dedicando a minar. Se trata del ethereum, que de momento tiene una rentabilidad más alta que el bitcoin. Aun así, todos los expertos coinciden en que para una particular resulta mucho más rentable comprar y vender criptomonedas cuando su valor suba, que dedicarse al minado de las mismas.

En caso de dedicarnos a estas operaciones, debemos tener en cuenta que solo tendremos que declararlos y pagar impuestos al convertirlo a nuestra moneda nacional. Mientras se mantengan en nuestro monedero virtual, no tendremos que pagar nada por ellos.

En Anta Consulting, contamos con expertos en asesoría que también podrán resolver tus dudas sobre la tributación de criptomonedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *