Menu
Financiación Para Autónomos

Aunque parece que la economía se va recuperando progresivamente y crece el número de pymes y autónomos, la falta de financiación continúa siendo un lastre para muchas empresas. La percepción de riesgos continúa siendo el principal argumento que esgrimen los bancos para acceder al crédito.  Y son los pequeños empresarios, y especialmente los trabajadores por cuenta ajena, quienes más obstáculos suelen encontrar ayuda por parte de las entidades financieras. De ahí la importancia que tiene para el autónomo conocer con exactitud qué buscan los bancos, cómo valoran los riesgos y cuáles son los requisitos que exigen a la hora de financiar un proyecto.

¿Qué requisitos exigen los bancos para financiar a los autónomos?

Los bancos miran con lupa a sus potenciales clientes para minimizar al máximo los riesgos de cualquier operación. Entre los factores más valorados que se le exigen a un trabajador por cuenta ajena para concederle un préstamo están los siguientes:

  • No estar incluido en una lista de morosos: se mirará la trayectoria del cliente y si se encuentra en algún fichero de morosos, como ANEF o Rai.
  • Nivel de endeudamiento o capacidad del solicitante de devolver el préstamo: la entidad financiera calculará que el porcentaje de endeudamiento que tendrá el cliente no supere el 40% de sus ingresos mensuales, en casos incluso se exige un porcentaje de hasta un 25%.
  • Características de la operación: se tendrán en cuenta los plazos de amortización, el importe solicitado, el porcentaje de financiación, el destino de la financiación su viabilidad.
  • Vinculación con la entidad: es importante establecer un grado de “vinculación” con la entidad para conseguir más fácilmente la financiación. Este mayor grado de vinculación se puede obtener a través de la contratación de algún producto adicional (seguro, planes de pensiones) o traspasando algún producto contratado con otro banco a la entidad a la que se le solicita el crédito.
  • Avales: dependiendo de los riesgos que conlleve la operación el banco solicitará la presencia de avales personales. También pueden pedir otras garantías adicionales, como la pignoración de acciones o las participaciones en un fondo de inversión.

Documentación que piden los bancos a los autónomos:

Las entidades bancarias piden la siguiente documentación a los autónomos para poder formalizar un préstamo o conceder un crédito:

  • Plan de negocio.
  • Facturas proforma o presupuesto de la inversión a realizar.
  • Declaración de Hacienda de los últimos tres años, con resúmenes anuales de IVA e IRPF o Sociedades.
  • Declaración trimestral a Hacienda del año en curso y situación de la contabilidad en el momento de la solicitud.
  • Detalles de las operaciones de financiación que tenga el solicitante con otras entidades financieras.
  • Último pago a la Seguridad Social.
  • Justificante de ingresos estables.
  • Fotocopia del documento de alta como autónomo.
  • Antigüedad en la empresa y tipo de contrato.
  • Características de los préstamos bancarios para autónomos

El tipo de interés de estos productos puede ser fijo o variable y difícilmente bajan del 10,00%. Son pocas las entidades que publican un tipo de interés específico en sus fichas del producto, pues la mayoría de ellas informan que el interés varía en función del perfil del solicitante y de las condiciones que se negocien.

El plazo de amortización puede llegar hasta los 15 años y el importe financiado hasta los 75.000 euros, una cantidad sin duda superior al de otros créditos y préstamos personales. Las condiciones de los préstamos para autónomos varían en función de las necesidades y del perfil del cliente.

¿Qué valorar antes de pedir un préstamo al banco?

A la hora de solicitar uno de estos préstamos para autónomos es conveniente valorar los siguientes aspectos:

  • Contratar créditos a corto plazo: son muy útiles para evitar descubiertos al cubrir necesidades puntuales de liquidez.
  • Buscar sólo productos bancarios específicos para autónomos, porque responden mejor a las necesidades concretas del colectivo.
  • Hacer un exhaustivo plan de negocio: se debe realizar antes y debe considerar, entre otros muchos aspectos, los pagos que se van a realizar.
  • Solicitar el préstamo en más de una entidad para informarse bien de las condiciones que ofrecen otros bancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.