Menu
Asesoría Laboral Y Recursos Humanos

Recursos Humanos…imprescindibles para las Pymes

Se dice que el valor más importante que tiene cualquier empresa es su capital humano, motor de cualquier organización y uno de los pilares fundamentales de cualquier compañía.

Sin embargo, la llegada de los nuevos tiempos está cambiando tanto el perfil del trabajador como los procesos de selección, sin olvidar unas relaciones humanas que también se han visto modificadas en la estructura organizativa de cualquier empresa por la adopción de nuevas rutinas y sistemas de producción, así como las modificaciones en materia fiscal que también afectan a la relación entre trabajadores y empresa.

Responsable de gran parte de estos cometidos es el departamento de Recursos Humanos (RRHH), cuyo comedio es la gestión del personal dentro de la empresa. Pero los departamentos de RRHH no son todos iguales; deben adaptarse siempre a las necesidades y objetivos de la compañía de la que forman parte. A pesar de esto, sí que existen una serie de funciones y responsabilidades comunes en todos ellos.

Algunas de las más importantes pasan por la definición de las funciones y las responsabilidades de los trabajadores, la administración del personal (redacción de contratos, gestión de vacaciones y permisos, nóminas, seguros sociales, horas extra…), la planificación de la plantilla de la empresa (previendo las posibles necesidades a medio y largo plazo), la formación y desarrollo profesional (para que los trabajadores consigan desarrollar su máximo potencial y sean capaces de adaptarse a un entorno en constante cambio) y una tarea tan importante como delicada: la selección de personal.

Retos y objetivos de las empresas en Recursos Humanos

Pero para garantizar el correcto funcionamiento de la empresa, los departamentos de Recursos Humanos no deben ni pueden quedarse en estas cuestiones, sino que los nuevos tiempos que corren, la globalización económica en la que vivimos, la irrupción de las nuevas tecnologías (que han modificado relaciones sociales, procesos técnicos, estrategias comerciales…) deben afrontar una serie de cuestiones y tareas para materializar objetivos necesarios.

La selección de personal

Para proceder a este último cometido, los candidatos deben ser rigurosamente analizados para determinar si encajan o no en lo que busca la compañía en ese momento, estudiando sus cualidades, capacidades, áreas de potencial crecimiento…y requiere tiempo. Una vez seleccionados los mejores perfiles, nuestra empresa deberá velar por su desarrollo intelectual y emocional de los trabajadores, asegurando su máxima competencia dentro de la compañía.

Relaciones laborales:

Por otro lado, los departamentos de recursos humanos, o en su defecto, las asesorías de pymes y empresas especializadas en asesoría laboral, deben resolver también los problemas que puedan surgir entre la empresa y los trabajadores, utilizando como interlocutores a los representantes de los mismos (comité de empresa, sindicatos…). También se ocupan de garantizar que no existan desigualdades y se dé un equilibrio entre todos los empleados de una misma empresa.

La comunicación interna:

El departamento de RRHH no puede ser percibido como una entidad cerrada sino que debe interactuar en todo momento tanto con los empleados como con los demás departamentos, así como atender las reclamaciones, consultas o peticiones. El tipo de comunicación depende del estilo de dirección, y puede ser descendente, ascendente u horizontal.

La gestión del talento

Una correcta evaluación de las preferencias y necesidades de los distintos perfiles de empleados es imprescindible para una adecuada gestión del talento, lo que pasa por conectar con las necesidades del trabajador y cumplir, en la medida de lo posible, sus expectativas. Éstas, según los estudios recientes, varían según el perfil del trabajador (sexo, clase, puesto, formación, capacitación…) pero que mayormente pasan por un buen salario, seguridad laboral a largo plazo y un ambiente de trabajo agradable, sin descuidar otros aspectos como la conciliación de la vida laboral y familiar (especialmente en el caso de las mujeres), la innovación las posibilidades de promoción profesional (más en el caso de los hombres).

Clima laboral:

Conocer el clima laboral de la compañía mediante encuestas a los trabajadores y, en función de los resultados, elaborar planes de acción es otro de los aspectos fundamentales del departamento de RRHH. El objetivo es mejorar la satisfacción laboral de los trabajadores.
A ello se une la necesidad de crear un código de conducta, con unas normas que rijan el código ético de la empresa. Unas normas que todos los trabajadores deben conocerlas y cumplirlas para asegurar un buen ambiente de trabajo y clima laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.