Menu
Mercados Financieros Para Pymes

¿Pueden las Pymes españolas acceder a los Mercados Financieros?

Los problemas de acceso al crédito que desde hace unos años están sufriendo las pequeñas y medianas empresas (PYMES) españolas, fundamentalmente debido a las restricciones bancarias la elevada morosidad, ha llevado a la creación de un Mercado Alternativo de Renta Fija, el llamado MARF. La creación de este marco supone para las empresas una forma de hacer frente precisamente a la Renta Fija, como se conoce a la deuda que arrastran.

Para poder financiar esta cantidad que adeudan las pymes pueden emitir unos bonos que, al igual que sucede con los conocidos Bonos del Estado (deuda pública), son adquiridos por inversores, que a cambio de comprarlos reciben un cupón o interés periódico hasta el vencimiento.

Emitir deuda en los mercados financieros. Ventajas:

Emitir deuda supone una gran ventaja para este tipo de organizaciones:

  • Les posibilita diversificar enormemente sus fuentes de financiación.
  • Dejan de depender en gran medida de los créditos bancarios, cosa impensable hasta el momento.
  • Adquieren una disciplina y rigor financiero que les será muy positivo a medio y largo plazo.

Por otra parte, la emisión de deuda a través de bonos obliga a las empresas someterse al escrutinio público: elaborar planes estratégicos, aceptar informes de auditoría para conocer la fiscalidad de la pyme y situación contable así como redactar en un folleto informativo todos los riesgos inherentes a su actividad.

Mercado Financiero Organizado para empresas

En España ya había con anterioridad un mercado organizado para que las empresas puedan emitir deuda: la Asociación Española de Intermediarios Financieros (AIAF). Sin embargo, este mercado está copado casi en su totalidad por grandes entidades financieras y, en un porcentaje residual, por otras grandes corporaciones. Es decir, las empresas medianas que quieren obtener financiación emitiendo deuda no tienen un hueco claro y ese es el vacío que se ha buscado llenar con la activación del MARF.

MARF: Transparencia, supervisión pero menor coste

El Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) se configura, por tanto, como una iniciativa para canalizar recursos financieros a un gran número de empresas solventes que pueden encontrar en este mercado una vía para obtener financiación mediante la emisión de títulos de Renta Fija. Este mercado se dirige de forma principal a inversores institucionales, españoles y extranjeros que desean diversificar sus carteras con valores de renta fija de compañías de mediana dimensión, habitualmente no cotizadas y con buenas perspectivas de negocio.

La clave del MARF radica en que, respetando los criterios de transparencia y supervisión, su acceso para las empresas medianas resulta mucho más sencillo y menos costoso que si tuvieran que recurrir al mercado AIAF o a los mercados internacionales, donde es preceptivo salir a cotizar un certificado de rating (una nota de solvencia crediticia) emitida por una firma internacional de rating, que tiene unos costes fijos muy elevados.

Requisitos de acceso al mercado financiero del MARF

El MARF adopta la estructura jurídica de Sistema Multilateral de Negociación (SMN) lo que le convierte en un mercado alternativo, no oficial, similar a los que existen en algunos países europeos de nuestro entorno y en el propio seno de BME, como es el caso del Mercado Alternativo Bursátil (MAB).
Por ello, los requisitos de acceso a este mercado son más flexibles que los existentes en los mercados oficiales regulados y permiten una mayor agilidad en la tramitación de las emisiones. De este modo, las empresas que acudan al MARF podrán beneficiarse de una simplificación de los trámites y un menor coste.
Las empresas que decidan salir a emitir en el MARF estarán obligadas a difundir información periódica pública sobre la evolución de sus actividades, resultados, endeudamiento y situación financiero-patrimonial.

Asesores registrados

En este nuevo mercado, las empresas que quieran emitir en él no necesitarán contratar a bancos colocadores que dirijan la operación, como ocurre en las grandes plataformas, sino que bastará con la figura del llamado asesor registrado, que es el que ejercerá de interlocutor entre la empresa y el MARF.

Los Asesores Registrados serán personas jurídicas con experiencia en la asesoría de empresas para la emisión de valores en los mercados. Estos intervinientes en el MARF tendrán como función, precisamente, la de asesorar a las empresas que acudan a este mercado alternativo en cuanto a los requisitos normativos y otros aspectos de la emisión en el momento de su preparación, facilitando la tramitación de la documentación y la información periódica al Mercado, y deberán extender su asesoramiento a lo largo de la vida de la emisión.

Suscríbete al boletín

Si te ha gustado lo que has leído suscríbete y recibirás en tu correo todos nuestros artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.