Menu
Las Pymes Internet Y El Ecommerce

Las pymes españolas y la necesidad de lanzarse a la RED

La innovación y adaptación al mundo digital es una cualidad fundamental para cualquier pyme o emprendedor que quiera seguir siendo competitivo o constituir su empresa. Las encuestas confirman que las Pymes son conscientes de las ventajas que puede aportar para sus negocios el mundo Digital. Sin embargo, las pymes españolas todavía están lejos de dar el salto definitivo y realmente cualitativo a Internet. De hecho, muchas ellas reconocen no están preparadas para lanzarse a la red, aprovechar al máximo las prestaciones y características de las webs 3.0 y utilizar el comercio electrónico como un canal esencial en su política de ventas.

Así lo indica un reciente estudio de eBay, donde el 51,8% de los responsables de las pequeñas y medianas empresas han reconocido que están poco o nada preparados para vender online. Sólo dos de cada diez ofrece sus productos a través de la red (19,5%) y un tercio de las compañías todavía no tienen ninguna presencia en Internet.

El E-commerce, estrategia de marketing para pymes

Dentro de la apuesta por internet y las nuevas tecnologías, el comercio electrónico debe ser una herramienta fundamental en la marketing de buena parte de las empresas, más allá de crear una página web o del Social Media, que supone un complemento muy válido.

El e-ecommerce permite a las empresas beneficiarse de tiempos de entrega más cortos y de gastos de envío más baratos en sus operaciones comerciales, lo que ayuda a aumentar la cuenta de beneficios si se sigue una estrategia adecuada.

No obstante, muchas pymes son todavía reticentes al uso regular y completo del e-commerce, alegando problemas logísticos que pueden presentarse en la entrega del producto, la necesidad de inversión y la dificultad para la atención al cliente. Todo ello sin obviar la inversión que requiere no sólo en tecnologías de la información y software específico, sino, y sobre todo, en formación.

Entre las que sí se han decantado abiertamente por e-commerce, la mayoría elige como canales de venta por Internet la creación de una tienda propia, seguida de las redes sociales, las tiendas en marketplaces como eBay y, en menor medida, otras plataformas de compra colectiva . Es básico cambiar la mentalidad de muchos empresarios para hacerles entender que el e-commerce y el comercio a través de la red no es un enemigo para los distribuidores y franquiciados offline, sino todo lo contrario, convirtiéndose en un complemento para las ventas de las tiendas, no un sustituto. En otras palabras: que entiendan en los negocios que Internet es un aliado, no una amenaza.

Estrategia multicanal

Obviamente, si hablamos de comercio electrónico hemos de hacer referencia a las llamadas empresas Retail (término inglés para comercio al por menor o al detalle), en el que se engloban negocios que van desde supermercados, pasando por tiendas de marca, grandes superficies, y centros comerciales hasta sucursales bancarias y, en algunos casos restaurantes.

Este tipo de empresas son las más avanzadas en el trabajo en la nube, ya que un 76% de las compañías de este sector declaran tener implementados los servicios ‘cloud’ y el trabajo remoto, muy por encima del resto de sectores. Es curioso el hecho de que precisamente el sector de la alimentación, uno de los que parecía estar perdiendo el tren de lo digital, haya optado desde hace un tiempo por esta estrategia multicanal, cuya esencia es facilitar a cada cliente el proceso de compra según sus preferencias.

El uso de las nuevas tecnologías y, en este caso, de la multicanalidad permite, por ejemplo, encargar una compra a través de la Red y recogerla en una tienda, utilizando elementos para informar y captar la atención del cliente como displays (en los propios establecimientos) y localizadores tiendas (en la web). La idea es derivar clientes de Internet a las tiendas, y viceversa.

No es menos cierto que en la actualidad, todos los retailers de alimentación en España pierden dinero en Internet, pero se han sentado las bases para reformar los sistemas de distribución y venta que permitirán a corto-medio plazo alcanzar la rentabilidad…y hacerlo subido al carro de las últimas tecnologías. Y aquellos que no estén montados en él, difícilmente sobrevivirán en un entorno global y digital.

Suscríbete al boletín

Si te ha gustado lo que has leído suscríbete y recibirás en tu correo todos nuestros artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.