Menu
Invertir En Startups

Por qué invertir en startups es una buena idea

Invertir en startups es algo que actualmente ya está en manos de cualquiera que sienta interés. Desde que se ha regularizado la financiación alternativa no existen las mismas limitaciones que podrían haber hace tiempo. Entre el creciente número de startups que surgen cada día en el mercado, y el nuevo panorama del sector de inversiones, la coyuntura acompaña a que estas dos variables casen muy bien. ¿Por qué deberían los inversores participar en startups económicamente? No solo se han diversificado las opciones de acceso a la inversión, sino que además se aplican ciertas ventajas fiscales que lo hacen cada vez más accesible.

¿Cómo invertir en startups?

Existen distintas formas de invertir y con la tendencia creciente de creación de startups tecnológicas se están creando muchas alternativas a la financiación tradicional. Un ejemplo es Vitamina K; un venture capital de nueva generación en el que participan 20 inversores y cuenta con una cartera de cinco startups. Vitamina K se está posicionando como uno de los inversores del sector más activos del sector de Internet en España. Lo que hace más especial a esta plataforma es que se diferencia al resto en el hecho de no cobrar comisión de gestión en caso de pérdida, sino solo de ganancia.

Lo más tradicional, sin embargo, no ha dejado de ser una alternativa con un alto grado de uso. Uno de los instrumentos más usados sigue siendo invertir a través de vehículos de inversión SL, con la particularidad de que se usan para canalizar la participación y se agrupan a los inversores con poca experiencia junto a otros inversores con más experiencia.

Por otra parte, existen plataformas que hacen de intermediarias entre la inversión y la startup en cuestión, como es el caso de The Crown Angel, que fusiona las prácticas del capital riesgo y el crowfunding con el objetivo de simplificar el proceso de inversión en startups. La plataforma permite incluso que los inversores tengan una cartera diversificada de startups tecnológicas en las que invertir, pudiendo en cada caso elegir el capital invertido.

Otra alternativa son los fondos sectoriales; fondos de venture capital que se especializan en un solo tipo de sector o modelo de negocio. Y por último queremos destacar las aceleradoras como una de las formas de invertir y asegurarse de que la startup recibirá un mentoring e incrementará sus posibilidades de éxito.

Las ventajas fiscales de invertir en startups

Con el objetivo de animar la creación de nuevas empresas, Hacienda tiene una serie de condiciones beneficiosas para los inversores de startups. Se puede llegar a reducir hasta el 50% del total de la inversión sobre la cuota a pagar en el IRPF del trabajo. Se trataría de la ventaja fiscal más generosa, pero sólo se aplica a inversiones en empresas de menos de tres años de vida.

La deducción más común que se les aplica a los inversores en de un 20% sobre lo invertido, con un máximo de 16.000 euros. Además, si el inversor pierde el dinero invertido, esto le generará un activo fiscal que podrá usar durante los cuatro años siguientes para compensar las pérdidas con ganancias en otras empresas en las que invierta.

Se pueden consultar todos los beneficios en este documento.

Protección para los inversores

Uno de los temores para los pequeños inversores es perder el capital invertido porque no está protegido correctamente. Las plataformas de crowdfunding han sido, y son, una de las formas de conseguir financiación para startups más común. Los inversores que aportan pequeñas o grandes cantidades a través de este sistema pueden estar tranquilos con su inversión gracias a la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial, que ha convertido este mercado en un sitio regulado y supervisado por la CNMV; lo que significa que las plataformas reguladas deben operar con transparencia y profesionalidad, así como advertir de los riesgos asociados a este tipo de inversiones.

Las plataformas de crowdequity permiten el acceso directo y sin intermediarios de los inversores a las pymes en las que han invertido o quieren invertir, por lo que siempre saben dónde ponen el dinero; algo que hace un tiempo estaba sólo reservado a fondos de capital riesgo y redes privadas de inversión.

La voz de los empresarios

El portal Keiretsu Forum preguntó a varios empresarios sus experiencias reales en la inversión de startups. Sus consejos pueden servir a nuevos inversores que quieran experimentar en el campo de las startups.

  • Alberto Henere, asociado en Inveready Technology Investment Group

Respecto a cuáles son las mejores startups para invertir, Henere considera que han de ser aquellas que ya cuenten con cierto grado de atracción en el mercado; es decir, que en el momento de invertir en ellas ya cuenten con un alto número de usuarios en las redes sociales o productos vendidos.

  • Carles Vivas, miembro de la junta directiva de Pymec

Carles considera que lo que mueve a la gente a invertir son dos cosas: la diversificación y el romanticismo. Ayudar a salir adelante a emprendedores con inversiones reducidas a la vez que se diversifica es un beneficio mutuo para el inversor y el emprendedor. Carles también advierte de que los tecnicismos o la tecnología pueden hacer que un inversor no entienda el proyecto de un emprendedor, y en eso han de centrar los esfuerzos la startups; en saber explicar muy bien su empresa a todo tipo de inversores.

  • Toni Picó, Jefe de expansión de Grup Tort

Toni considera que la inversión en startups hay que combinarla con una política de diversificación. Según su experiencia, esta clase de inversiones aportan otros réditos diferentes a los económicos, como por ejemplo el hecho de conocer otros sectores, descubrir avances tecnológicos o conocer a gente nueva. Todos estos aspectos pueden crear sinergias con la actividad principal de cada inversor y ser beneficioso en más aspectos de los que se había pensado en un principio.

En cuanto a la elección de startups, Picó optaría por empresas que resuelven una necesidad de un target determinado de usuarios, aquellas de base tecnológica o las que tengan un producto diferenciador que resuelva una clara necesidad del mercado. También es importante poner el ojo en la capacidad ejecutora del equipo de la empresa, así como tener en cuenta la experiencia del desarrollo en el mercado de productos parecidos.

Invertir en startups es una opción que cada vez más inversores toman en cuenta, sobretodo por el éxito de creación de proyectos, que ha crecido exponencialmente en la era digital. Lo importante al iniciarse en este sector es conocer tantas experiencias como podamos e informarse de los riesgos y beneficios que se pueden obtener hasta obtener una capacidad que permita identificar las inversiones más rentables y adecuadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.