Menu
El Plan De Negocio Como Clave Para El éxito Empresarial

Diseñar un Plan de Negocio es uno de los puntos más importantes que debe hacer cualquier emprendedor cuando se decide a montar o constituir una empresa; o que debe saber confeccionar el responsable de cualquier organización que pretenda lograr unos objetivos con la máxima rentabilidad. Cualquier plan de negocios, por básico y que sea y con independencia del sector estratégico o tipo de empresa, debería seguir una serie de características:

La extensión de los Planes de Negocio

Cualquier soporte plano, como el papel, sigue siendo el soporte de referencia a la hora de recoger el contenido del plan, aunque luego se pueda volcar en un Pdf para enviarlo por email. Sin olvidar que también puede ser muy útil, según para qué, un formato de Powerpoint, que es mucho más visual.

En cuanto a la extensión y tipos de plan de negocios, la mayoría de expertos distinguen dos formatos: el plan abreviado o informe ejecutivo, que puede estar entre dos y 10 páginas, como mucho; y un Plan desarrollado, con un máximo de 30 páginas. Todo lo que exceda de esta extensión se considera excesivo pudiendo convertirse en un factor discriminatorio. De hecho, un plan de negocio extenso quizá recoja más datos de los necesarios

Estructura de los Planes de Negocio

Un plan de negocio debe:

  • Empezar siempre con una presentación del equipo promotor y con una breve descripción de la idea, que debe ser concisa y precisa: qué vamos a hacer, para quién y cómo lo vamos a hacer.
  • Seguir con un análisis, tanto del contexto socio-económico como de la competencia. En este último punto convendrá distinguir entre dos perfiles de competidores: aquellos con los que realmente nos vamos a enfrentar en el mercado y que deben ser referencia (merecen un estudio profundo); y aquellos denominados como ‘escuela de aprendizaje’ que, pese a ser empresas inalcanzables o no ser competidores directos son a los que hay que analizar para aprender.
  • Igualmente debe incluir un análisis DAFO (Debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) para justificar el posicionamiento de la empresa. A partir de ahí, se puede complementar con un estudio de mercado, que justificaría la viabilidad desde el punto de vista del mercado.
  • El plan Jurídico-fiscal, que incluirá distintos aspectos que van desde la forma jurídica adecuada que debe tomar la empresa hasta la planificación de impuestos y tipos de gravámenes que afectan a la actividad empresarial.
  • Posteriormente el Plan de Negocio debe referirse a la política comercial, que incluye estrategia comercial, política de precios, canal de distribución, etc.
  • Y por último, incluir El área de operaciones y de gestión del producto (infraestructura, si será presencial, online, etc.).

El Plan Jurídico-Fiscal:

Imprescindible en cualquier buen plan de negocios. Tal y como acabamos de avanzar, es fundamental analizar con detenimiento qué forma jurídica es la más conveniente para nuestro modelo de negocio. Asimismo convendrá clarificar qué impuestos afectan a nuestra empresa, dependiendo de su régimen jurídico, marco legal y actividad empresarial así como las obligaciones relacionadas con la Seguridad Social. La dificultad técnica que suele entrañar la interpretación de muchos conceptos y los entresijos del articulado de cada una de las leyes aconseja ponerse en manos de alguna consultoría o asesoría fiscal para que sean profesionales especializados quienes ayuden a tomar la mejor decisión.

El área financiera del Plan de Negocio

Es importante definir si es un mercado conocido o nuevo para realizar estimaciones de ventas que podemos calificar de fiables o razonables. Si el mercado es muy atomizado o sobre el que no hay información convendrá utilizar técnicas alternativas basadas en el análisis de los costes y de los gastos a lo largo del tiempo, utilizando fundamentalmente el umbral de rentabilidad, una técnica muy útil porque lanza objetivos de venta para cubrir costes y que permite saber si el volumen de actividad que debe alcanzar un proyecto para cubrir sus gastos es o no sensato, desde el punto de vista de la demanda que uno espera del mercado.

El Área Legal de un Plan de Negocio

Se considera un error incluir en el plan de negocio todos los trámites que se van a seguir para poner en marcha la empresa. Sí es importante, en cambio, incluir cuestiones como la forma jurídica, la distribución de capital, si hay protección legal para desarrollar el proyecto, contratos comerciales con proveedores que pueden ser críticos, etc.

Socios de la empresa:

Según a quién vaya dirigido es posible incorporar elementos como contratos de exclusividad o de intercambios de servicios, pero sin poner los modelos de los contratos. En este sentido, se puede mencionar o no que habrá un pacto de socios, si lo que se pretende, por ejemplo, es conseguir socios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.