Menu
Hacer Contratos De Prácticas En Verano Para Empresas

¿Es bueno para la empresas hacer contratos de prácticas en verano?

Con la llegada del verano, muchos de los trabajadores que forman la plantilla fija de cualquier empresa disfrutan de sus merecidas vacaciones. La falta de personal obliga a muchas pymes y empresas a contratar estudiantes, becarios o trabajadores a priori sin mucha experiencia para suplir durante algunas semanas o meses a los empleados habituales.

Sin embargo, las dudas sobre el posible rendimiento, los cambios legislativos en materia de contratación laboral o la confianza que los empresarios puedan depositar en este colectivo supone muchas veces un obstáculo, provocando que aparezcan las dudas. Entonces es cuando aparece la pregunta: ¿Es bueno para las empresas hacer contratos en prácticas durante el verano?

Contratar becarios o estudiantes en prácticas

Para muchas empresas, contratar becarios, estudiantes en prácticas o recién graduados se convierte en una opción relativamente sencilla para encontrar a trabajadores cualificados con los que cumplir las tareas de la empresa durante los meses de verano y hacerlo con un coste mucho menor,  aunque se deben cumplir determinadas condiciones. En este sentido la ley es bastante clara a la hora de establecer cómo se realizan las sustituciones y en qué condiciones es posible hacer contratos en prácticas durante el verano.

El trabajo de los contratos de prácticas está directamente relacionado con el aprendizaje y, por lo tanto, para que se celebren este tipo de contratos es necesario que el trabajador esté dado de alta como tal en la Seguridad Social cotizando como empleado. Además, en el contrato se debe especificar el tiempo de duración del contrato así como una remuneración que ascienda, cuánto menos, al menos el 60% del salario que percibiría un trabajador contratado.

Ventajas de los contratos en prácticas

Como empresarios, hay que tener en cuenta que los contratos de prácticas son una buena solución para renovar la plantilla, conocer cómo está el mercado laboral, identificar perfiles interesantes y mantener los niveles de contratación formando a nuevos trabajadores que podrían después ser contratados.  A ello se suma el aliciente, no menos importante, de las subvenciones y bonificaciones que reciben las empresas por parte de las administraciones, sin olvidar que se trata de un tipo de trabajador al que se puede contratar en una jornada de tiempo a priori más flexible o permeable, dependiendo del tipo de trabajo

Aspectos a considerar en los contratos en prácticas:

No obstante,  también exigen tener en cuenta una serie de consideraciones muy importantes:

¿Con qué trabajadores se puede firmar un contrato en prácticas?

En principio, los contratos en prácticas están ideados para trabajadores titulados pero sin experiencia previa en el puesto de trabajo en el que se contratan o que, si la han tenido, no supera los tres meses de duración. En caso de trabajadores con discapacidad no existe límite de edad para celebrar un contrato en prácticas. Para que se pueda establecer un contrato en prácticas con un trabajador mayor de 30 años no deben haber pasado más de cinco años desde la finalización de la titulación que da derecho al trabajo en la empresa. En cualquier caso, el contrato formalizado en la modalidad de prácticas debe estar directamente relacionado con la formación específica del trabajador, acreditada mediante Licenciatura, Diplomatura, Grado, Ingeniería u otros Títulos y Certificaciones Oficiales.

¿Cuánto duran los contratos en prácticas?

Se establece un periodo de tiempo mínimo de seis meses para la celebración de un contrato en prácticas y una duración máxima de dos años para los contratos de becarios en verano. El contrato en prácticas puede estar sujeto a periodos de prueba y, si se establece un periodo de relación laboral inferior a los seis meses, este se podría prorrogar si así lo acuerdan las partes.

¿Están remunerados los contratos de becarios?

Los contratos de prácticas están sujetos a una remuneración mínima para el trabajador del 60% del salario fijado en el convenio para el puesto de trabajo. Aunque, en ningún caso el salario podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional por jornada completa o por parte proporcional de este, en caso de contratos a tiempo parcial.

¿Los contratos de prácticas deben registrarse en la Seguridad Social?

Los trabajadores con un contrato de prácticas deben estar registrados como trabajadores por cuenta ajena de la empresa con la que han celebrado el contrato y durante todo el periodo para el que se prevea la relación laboral. El contrato en prácticas debe registrarse en la Seguridad Social en los 10 días posteriores al inicio de la relación contractual. De hecho, es importante actuar de conformidad de la ley, ya que la no comunicación del alta u otros fraudes podrían dar como resultado que, al terminar el contrato de prácticas la empresa fuera obligada a celebrar un contrato indefinido con el trabajador.

Una vez concluido el periodo de prácticas en empresa, esta está obligada a emitir un certificado de prácticas en el que se indiquen las tareas que el trabajador ha desempeñado en la empresa y durante el periodo de prácticas. Los trabajadores en prácticas podrán volver a ser contratados en la empresa en periodos posteriores siempre que no hayan alcanzado los dos años de experiencia en el puesto al que se refiere la oferta de trabajo en la propia empresa o en otras. O, cuando las prácticas se refieren a otro tipo de titulación o ámbito para el que el trabajador tenga titulación sin experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.