Menu
Plan General Contable Para Pymes

El Plan General Contable para las pymes y empresas

El Plan General Contable es la guía que debe seguir toda empresa para poder llevar una correcta contabilidad de su actividad de negocio. Se define como el conjunto de normas que fijan los procedimientos y métodos a seguir en el registro de la actividad económica del negocio, siendo de obligado cumplimiento para las empresas españolas, tanto en el mercado interno nacional como en sus operaciones en mercados exteriores.

¿Cómo es el Plan General Contable?

Para las pymes, existe una versión simplificada que se denomina Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas o PGC para Pymes. Éste está dividido en cinco partes:

  • Marco conceptual de la contabilidad: recoge la información sobre los documentos que integran las cuentas anuales así como los requisitos, principios y criterios a utilizar a la hora de ir contabilizando las distintas operaciones de la actividad económica en el negocio.
  • Normas de registro y valoración para Pequeñas y Medianas Empresas: las normas de registro y valoración son un conjunto de reglas obligatorias para el registro contable de las operaciones realizadas por la empresa, de tal modo que dicho registro se encuentre normalizado y así poder comparar la información contable de una empresa con la de otra.
  • Cuentas anuales: esta parte del plan general de cuentas, recoge las normas de elaboración de las cuentas anuales (los documentos que la forman y el contenido de la memoria). Los documentos que forman las cuentas anuales son el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias y la memoria. Estos tres documentos conforman las Cuentas Anuales de la empresa. El principal objetivo de la elaboración de este estado de cuentas es mostrar la imagen patrimonial, la situación financiera y los resultados económicos de la empresa. Uno de los principales requisitos de esta documentación es la claridad y el detalle.
  • Cuadro de cuentas: el Plan de Contabilidad aporta un sistema de ordenamiento y registro de los hechos económicos basado en algo así como una gran base de datos en la que se han recogido prácticamente todos los campos que precisa una empresa para poder dar de alta toda su actividad económica y comercial. Y al registrar un hecho económico, se ven afectadas dos cuentas distintas dentro de la clasificación en la que se agrupan todos estos campos.
  • Definiciones y relaciones contables: conceptos, terminología y descripción de las principales relaciones contables.

Aunque se puede confeccionar y mantener en formato papel, cada vez son más las empresas que, con los nuevos tiempos y la digitalización de todos los procesos contables, utilizan el Plan General de Contabilidad en formato electrónico.

Los Principios contables:

El plan de contabilidad para pymes contiene siempre una serie de principios que debemos respetar, con independencia de nuestra actividad o especificidad del área de negocio que abarquemos. Estos principios contables son los siguientes:

  • Empresa en funcionamiento. Las cuentas anuales deben representar el funcionamiento a futuro de la empresa, no el valor del patrimonio neto a efectos de su transmisión global o parcial, o su liquidación.
  • Devengo. Los efectos de las transacciones o hechos económicos se registrarán cuando ocurran, imputándose al ejercicio al que las cuentas anuales se refieran, los gastos y los ingresos que afecten al mismo, con independencia de la fecha de su pago o de su cobro.
  • Uniformidad. Los criterios adoptados y que fueron elegidos para generar las cuentas anuales se han de mantener en el tiempo y aplicarse uniformemente. Cuando se alteren estos supuestos se podrá modificar el criterio adoptado, siendo necesario reflejar en la memoria su incidencia tanto cuantitativa como cualitativamente.
  • Prudencia. Se deberá ser prudente en las estimaciones y valoraciones a realizar en condiciones de incertidumbre. Únicamente se contabilizarán los beneficios obtenidos hasta la fecha de cierre del ejercicio. Por el contrario, se deberán tener en cuenta todos los riesgos, con origen en el ejercicio o en otro anterior, tan pronto sean conocidos. e valor por deterioro de los activos, tanto si el ejercicio se salda con beneficio como con pérdida.
  • No compensación. No se podrán compensar las partidas del activo y del pasivo o las de gastos e ingresos, y se valorarán separadamente los elementos integrantes de las cuentas anuales.

 

Suscríbete al boletín

Si te ha gustado lo que has leído suscríbete y recibirás en tu correo todos nuestros artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.