Menu
Herramientas Para La Financiación De Las Pymes

Dos herramientas para la financiación de las empresas: Factoring y Confirming

La financiación de las pequeñas y medianas empresas es uno de los grandes problemas que ha tenido la economía española en estos últimos años. Los numerosos requisitos y el hermetismo de los bancos a la hora de conceder créditos ha supuesto un lastre inasumible para muchas pymes y negocios, que se han visto abocados al cierre ante la falta de liquidez para acometer pagos o llevar a cabo inversiones necesarias.

Nuevas vías para la financiación de Pymes y autónomos

Según la Confederación Española de la Pequeña y la Mediana Empresa (CEPYME), el 26% de las empresas utilizó las líneas de financiación de las entidades de crédito, porcentaje no muy lejano al 31% de Francia y el 29% de Italia.

Financiarse a corto plazo

Los instrumentos más usados por las pymes para su financiación a corto plazo son:

El descuento comercial que permite a las empresas disponer con anticipación del importe de las ventas realizadas a terceros que aún no se han vencido.

La póliza de crédito en cuenta corriente, que permite al empresario disponer del dinero que necesite por un plazo determinado, como si se tratase de una cuenta corriente estándar, con un límite de crédito, intereses determinados y la posibilidad de efectuar imposiciones.

El crecimiento de los emprendedores ha representado un reto para las entidades financieras, que ante la necesidad de adaptarse a este nuevo panorama han respondido creando opciones de financiación para pymes, caso del confirming y el factoring.

El factoring (clientes):

Con este servicio la empresa transfiere las facturas de sus clientes a una entidad bancaria para que esta se encargue de la gestión del cobro. La entidad también puede asumir el riesgo de insolvencia de los deudores y puede encargarse de la movilización de créditos mediante un anticipo de los mismos a favor de su cliente, generando por lo tanto liquidez.

El confirming (proveedores):

Al contratar este servicio la empresa transfiere al banco las tareas relacionadas con pagos a proveedores. De tal forma que el banco se encargará de la gestión de pagos, incluyendo las gestiones administrativas que se desprenden de ellos y negociará con los proveedores plazos de cobro de facturas pendientes o incluso la posibilidad de adelantos de pagos por parte de la entidad.

En este caso la fiabilidad mostrada frente al proveedor puede ser una ventaja importante si se trata de una pequeña empresa.

A través de estas herramientas, las entidades bancarias buscan ayudar a las pymes a reducir el riesgo asociado con el pago y el cobro de facturas y a convertir dichas facturas en una herramienta financiera más.

Logo Anta Consulting
EMPRESAS | PYMES | AUTÓNOMOS

Llame ahora y haremos un presupuesto a su medida.

Y dedíquese a su negocio
900 83 49 19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.