Menu
Declaración Censal

¿Qué es la Declaración Censal?

La declaración censal: algo que debes conocer.

Si estás en ese trascendental y apasionante momento de crear tu propia empresa o convertirte en autónomo, es probable que ya te hayas topado con la Declaración Censal de la Agencia Tributaria: todos, sin excepción, tienen que rellenar este famoso Modelo 036 ó 037. Pero, ¿qué es esta Declaración Censal exactamente? Aquí va todo lo que deberías saber sobre este documento.

¿Qué es la Declaración Censal y por qué hay que rellenarla?

Muy sencillo: es la forma de informar a Hacienda de que inicias una actividad como autónomo o como empresario. Prestar servicios sin entregar la Declaración Censal significa trabajar en negro, algo que cada vez se persigue con más ahínco en los últimos años. En esta declaración de alta tendrás que rellenar tus datos personales básicos, o los de tu empresa en el caso sea el alta de una persona jurídica: nombre, NIF, epígrafe del IAE, etc.

Pero no solo tendrás que rellenar este formulario al alta: también cuando haya que modificar alguno de esos datos aportados, por ejemplo cuando hay un cambio de domicilio fiscal o cuando debas añadir un nuevo epígrafe por haber ampliado tus servicios como profesional. Por último, también habrá que entregar una Declaración Censal de baja en el caso de que haya cesado la actividad de tu negocio. Este último es un trámite que, lógicamente, intentaremos por todos los medios que no llegue nunca.

¿Por qué hay que recurrir a la ayuda de profesionales?

A pesar de que es un modelo de apenas tres páginas, lo adecuado es rellenarlo con la ayuda de gestores y consultores profesionales como los de Anta Consulting. El motivo es sencillo: hay varias casillas de la Declaración Censal absolutamente trascendentales para el desarrollo de tu futura actividad profesional o empresaria. Y son, obviamente, decisiones que no se pueden tomar a la ligera en el mismo mostrador de Hacienda, sino que deben tomarse fruto de una análisis previo. Estas son algunas:

  • Modalidad de estimación del Impuesto de la Renta de Personas Físicas (IRPF): se ha de elegir entre la estimación objetiva o la directa, y en este último caso, entre la directa normal o la directa simplificada.
  • Régimen de tributación en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): las opciones son el Régimen General o alguno de los regímenes especiales, es decir, el de recargo de equivalencia, el especial de agricultura/ganadería/pesca o el especial simplificado.
  • Deducciones o retenciones especiales para jóvenes y nuevas altas, que permiten aplicar porcentajes reducidos en estos impuestos de forma temporal.

Ponte en contacto con Anta Consulting para más detalles sobre qué es la Declaración Censal y cómo rellenarla. Te ayudaremos en este importante primer paso.

Logo Anta Consulting
EMPRESAS | PYMES | AUTÓNOMOS

Llame ahora y haremos un presupuesto a su medida.

Y dedíquese a su negocio
900 83 49 19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.