Diferencias entre las bases de cotización de autónomos en 2022

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La base de cotización de los autónomos puede cambiar cada año, según un decreto-ley que dicta el Gobierno y su importe se recoge en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Esta actualización te interesa especialmente si trabajas por cuenta propia, ya que dependiendo de tu base, tendrás un tipo de cotización diferente. En otras palabras, el importe que pagas mensualmente a la Seguridad Social puede variar cada año dependiendo de la cantidad establecida para la base de cotización que tengas. Veamos cómo están las bases y los tipos de cotización de autónomos en 2022.

¿Qué bases y tipos de cotización de autónomos existen?

Existen una serie de bases de cotización que puedes elegir, según tus circunstancias, y que también puedes modificar de acuerdo con los ingresos que percibas como autónomo. Esta serie de importes está delimitada por una base mínima de cotización en un extremo, que este año está fijada en 960,60 € y, por una base máxima de cotización en el otro extremo, que corresponde a la cantidad de 4.139,40 €, actualmente. Es decir, no puedes justificar legalmente que cobras menos de lo que marca la base mínima de cotización, por ejemplo.

Pero, ¿qué relación hay entre las bases y los tipos de cotización de los autónomos? Bien, el tipo de cotización es una suma de porcentajes que se calculan tomando como referencia la base en las siguientes proporciones, según lo establecido en 2022:

  • 28,3% por contingencias comunes
  • 1,3% por contingencias profesionales
  • 0,9 % para cese de actividad
  • 0,1 % por formación profesional

En resumen, el tipo de cotización es el 30,6% de la base, lo que supone 293,94 € y 1.266,66 € para las bases mínima y máxima de cotización, respectivamente.

Ahora bien, hasta aquí hemos hablado de las bases y los tipos de cotización que existen en líneas generales. No obstante, hay una serie de particularidades que debemos tener en cuenta:

Base de cotización para personas hasta 47 años

Todos los trabajadores que tengan menos de 47 años desde el 1 de enero de 2022 pueden elegir cualquier base de cotización. Y si ya has cumplido los 47 años en esa fecha o antes, deberás tener en cuenta las siguientes condiciones para elegir tu base de cotización:

  • Que tu base de cotización en diciembre de 2021 haya sido igual o superior a 2.077,80 euros/mes o que te hayas dado de alta como autónomo con posterioridad a esta fecha.
  • Si tu base de cotización fuera inferior a 2.077,80 euros/mes no podrás elegir una una base superior a 2.113,20 euros/mes, salvo excepciones.
  • Si tu base de cotización fuera menor de 2.077,80 euros/mes y no ejercitases opción alguna, la base de cotización estará comprendida entre 960,60 y 2.113,20 euros/mes.

Base de cotización con 48 años o más

Los trabajadores que a partir del 1 de enero de 2022 hayan cumplido 48 años o más, están obligados a elegir una base de cotización comprendida entre 1.035,90 y 2.113,20 euros/mes, salvo excepciones. Y, si la última base de cotización hubiera sido superior a 2.077,80 euros/mes se debe cotizar por una base comprendida entre 960,60 euros/mes y el importe de aquella, siempre que no fuera superior a la base máxima de cotización.

Base de cotización para personas de al menos 48 años y al menos 5 años cotizados antes de los 50

En este supuesto, si tu última base de cotización hubiera sido inferior o igual a 2.077,80 euros/mes estás obligado a una base de cotización comprendida entre 960,60 y 2.113,20 euros/mes. Y, si la última base de cotización hubiera sido superior a 2.077,80 euros/mes, tendrás que cotizar entre 960,60 euros/mes y el importe de aquella, incrementando en un 1,7% con el tope de la base máxima de cotización.

Tarifa plana, bonificaciones y tipos de cotización especiales

Hay algunos tipos de cotización que merecen una mención a parte. Se trata de aquellos que corresponden al trabajador cuando se encuentra en una situación excepcional. En estos casos directamente se adjudica un tipo de cotización determinado o bien se aplican bonificaciones al importe resultante de aplicar el 30,6% a su base de cotización. Estos son los diferentes supuestos en los que la cuota de autónomos te podría salir más económica:

  • Tarifa plana de 60 euros para nuevos autónomos.
  • Cuota con bonificación para mujeres menores de 35 años y hombres menores de 30.
  • La cuota con bonificación por baja temporal por maternidad, paternidad o situaciones asimiladas.
  • La cuota con bonificación por baja en la actividad por causa de violencia de género.
  • Cuota con bonificación para la conciliación laboral y familiar.
  • Cuota con bonificación para autónomos con discapacidad.
  • Una cuota con bonificación para autónomos colaboradores.
  • Cuota con bonificación para autónomos de Ceuta y Melilla.
  • La cuota especial para autónomos pluriempleados.
  • Cuota especial para autónomos dedicados a la venta ambulante o a domicilio.
  • Una cuota especial para autónomos mayores de 65 años.

Ahora ya conoces las diferentes bases y tipos de cotización que hay en 2022. ¿Tienes claro cuáles son tus números? Si aún te queda alguna duda, recuerda que en Anta Consulting estaremos encantados de resolverla.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Posts relacionados

Deja un comentario

Quiero conocer su propuesta de servicios

Por favor, envíenme la información sin compromiso.